Artículos

Maniobras básicas de vuelo en Autogiro (cont.)

El pasado 1 de Noviembre publicamos un artículo titulado Maniobras básicas de vuelo en Autogiro en donde describíamos el vuelo recto y nivelado los virajes así como resbales y derrapes.

En esta nueva entrega vamos a hablar de ascensos, virajes ascendentes, línea de vuelo y descensos; pero no sin antes mencionar algo sobre los indicadores de resbale, que no llegamos a mencionar en dicho artículo.

El indicador de resbale más preciso y eficaz, y a la vez más barato, es una lanita. Ésta se monta sobre una varilla delante del parabrisas delantero. Si volamos bien rectos y orientados en la dirección del aire, la lanita estará alineada con el eje del autogiro. Cualquier desviación de esa orientación nos estará indicando algún grado, por leve que sea, de descoordinación. Esta lanita no es válida para aeronaves con hélice tractora porque el flujo de aire de dicha hélice falsea la indicación de la lanita.

El funcionamiento es simple e inverso al de la bola (indicador de resbale montado habitualmente en aeronaves de ala fija). Si la lanita está desplazada hacia la derecha, debemos presionar el dedal del lado izquierdo. Y viceversa.

Ascensos

El mando primario para lograr un determinado régimen de ascenso (o descenso) es el mando de gases. Si estando en situación de vuelo recto y nivelado aplicamos más potencia al motor, conseguiremos que el autogiro ascienda. Al aplicar potencia lograremos inicialmente que el avión gane velocidad, pero este incremento de velocidad resultará en un aumento de la sustentación que hará subir al autogiro. El incremento de velocidad se irá amortiguando y finalmente habremos conseguido volar en situación de vuelo recto y nivelado de nuevo pero a una altura superior.

Por tanto, el procedimiento para ajustar un ascenso, desde una posición de vuelo recto y nivelado a la misma velocidad de crucero que llevábamos antes, será:

  1. Incrementar potencia, meidnate el mando de gases
  2. Ajustar la posición del morro, para mantener la velocidad
  3. Compensar

Virajes ascendentes

Tanto los ascensos como los virajes ascendentes se realizan para ganar altura de forma segura. Y de esta forma, los virajes que se realizan en fase de ascenso son virajes suaves, con un grado de alabeo no superior a 20º.

Para realizar el ascenso de forma segura hay que mantener la velocidad de mínima potencia (Vy) o incluso ligeramente superior.

Al aplicar potencia para ascender, el efecto giroscópico generado por la hélice tenderá a desplazar el morro del autogiro hacia el lado opuesto al del sentido de giro de la hélice, por lo cual se requerirá presionar el pedal correspondiente para compensar este efecto.

Para dejar de subir, hay que cortar gases.

Descensos

Los descensos son maniobras que nos permiten perder altura de forma controlada. Hay dos tipos de descensos: descensos con motor o descensos sin motor (planeos).

La forma correcta de descender, para todo tipo de aeronaves, es reduciendo la potencia del motor. La velocidad a la que sigamos volando será variable y a elección del piloto, debiendo mantener la adecuada a cada circunstancias de vuelo. Es especialmente importante controlar el vuelo en segundo régimen,del que hablaremos en otro artículo, por la inestabilidad y peligrosidad que conlleva.

No existen virajes descendentes tipo recomendados, si bien los alabeos fuertes ayudarán a incrementar sensiblemante el régimen de descenso.

Los planeos, o descensos sin motor, se realizan a una velocidad constante manteniendo los gases al ralentí. Para ello, una vez cortados los gases, mantendermos la actituda de morro hasta que la velocidad sea apoximadamente la velocidad de planeo deseada. En este momento deberemos ceder palanca hacia delante para mantener la velocidad de planeo.

Línea de vuelo

Se denomina Línea de vuelo a la maniobra por la cual se pasa de un perfil ascendente o descendente a otro de vuelo horizontal, manteniendo altura.

Para establecernos en línea de vuelo desde una maniobra de ascenso, deberemos:

  • Bajar el morro para mantener la velocidad de crucero deseada
  • Disminuir gases para dejar de ascender
  • Compensar

De forma contraria, para mantener línea de vuelo desde una maniobra de descenso, el procedimiento será:

  • Incremenar gases
  • Subir el morro, para mantener la velocidad requerida
  • Compensar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar

CONTACTO

Miguel Angel Ortigosa
Jose María Moya
629 084 656.
Aero Club de Guadalajara
Hangar 43
Robledillo de Mohernando
Guadalajara
información: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

DONDE ESTAMOS

El Aeroclub de Guadalajara dispone actualmente de unas instalaciones excepcionales para la práctica de la Aviación Deportiva y Privada. Actualmente, el Aeródromo de Robledillo de Mohernando se ha fortalecido y creado como uno de los Aeródromos con mejor infraestructura de España, poniendo a disposición de todos los visitantes sus amplias instalaciones.