Artículos

Prelanzamiento del rotor

Una vez realizadas la inspección prevuelo y la puesta en marcha del motor, tendremos que rodar hasta la cabecera de la pista para iniciar la maniobra de despegue.

El rotor de un autogiro no puede ponerse en autorrotación desde cero por sí solo, por mucho que carreteemos por la pista. Por lo tanto, necesitaremos ayudar al rotor a conseguir las revoluciones necesarias y esa ayuda la proporciona el mecanismo de prelanzamiento o prelanzador.

La maniobra más compleja que se puede realizar sobre un autogiro es el despegue, debido a la necesidad de conseguir de forma simultánea las dos condiciones necesarias para volar, el régimen de rotación y la velocidad, mientras que mantenemos el control de la trayectoria de la aeronave sobre el suelo.

Se puede despegar un autogiro aunque no disponga de un sistema prelanzador. En este caso debemos activar la rotación del rotor de forma manual, seleccionar un ángulo de ataque del disco rotor elevado e iniciar una carrera lenta que vaya incrementando progresivamente el régimen de rotación. Como podéis imaginar, este procedimiento de despegue es muy laborioso y requiere mucha pista para alcanzar el régimen de rotación suficiente. Y por esto que la gran mayoría de los autogiros de hoy llevan un sistema de prelanzamiento del rotor, bien mecánico o eléctrico.

Una vez situados en la cabecera de pista, el rotor debe empezar a girar para generar la sustentación necesaria para iniciar el vuelo. El prelanzamiento se realiza siguiendo el procedimiento de prelanzado establecido por cada fabricante y que puede tener variaciones en función del modelo.

En general, lo más común es mantener el rotor plano -palanca adelantada completamente- y al llegar a las revoluciones establecidas por el fabricante se desembraga rotor, se selecciona un ángulo de ataque máximo -palanca atrás-, ajustando potencia suficiente para evitar que el viento nos desplace hacia atrás (recordemos que el despegue se realiza siempre cara al viento).

Quitamos el freno e iniciamos nuestra carrera de despegue, rodando primero despacio, y creando nuestro propio viento relativo.

A medida que se incremente al régimen de rotación del rotor, iremos incrementando la potencia del motor para aumentar la velocidad y vencer la resistencia al avance.

Con el aumento del régimen de giro del rotor y la velocidad de traslación, irá aumentando la sustentación y llegará un momento en que el autogiro tiende a encabritarse, levantando la rueda de morro del suelo. En este momento se aplica toda la potencia con suavidad a la vez que se cede la palanca hacia adelante progresivamente, manteniendo la rueda de morro lavantada del suelo.

Mantendremos el autogiro en esa posición y, cuando la sustentación sea suficiente, el autogiro despegará por sí solo. Ya queda tan sólo ajustar la posición para ascender e iniciar el vuelo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar

Comentarios   

 
0 #1 Magni Gyro España 21-08-2012 10:22
Una puntualización. el sistema de prelanzamiento manual debería estar incluido en el programa y práctica de enseñanza, ya que alguna vez deberá hacerlo todo piloto de autogiro. Y si no sabe hacerlo, puede hacer batear las palas del rotor, lo que resulta carísimo e incluso peligroso.

La forma que dice el texto de hacerlo con ángulo de ataque elevado no es correcto. Se produce un batimiento de las palas y golpea contra la cola, hélice o incluso el suelo. Se trata de un equilibrio entre velocidad y ángulo de ataque, empezando poco a poco e ir aumentando hasta conseguir más de 150 rpm que podrás mantener ángulo de ataque máximo y jugar con la velocidad. Eso supone mucha pista y por lo tanto tenemos que girar cuando se nos acaba y retroceder haciendo el mismo procedimiento.

Es laborioso, pero es diverido. Divertido si se ha practicado, si no, es caro, muy caro.
Citar
 

CONTACTO

Miguel Angel Ortigosa
Jose María Moya
629 084 656.
Aero Club de Guadalajara
Hangar 43
Robledillo de Mohernando
Guadalajara
información: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

DONDE ESTAMOS

El Aeroclub de Guadalajara dispone actualmente de unas instalaciones excepcionales para la práctica de la Aviación Deportiva y Privada. Actualmente, el Aeródromo de Robledillo de Mohernando se ha fortalecido y creado como uno de los Aeródromos con mejor infraestructura de España, poniendo a disposición de todos los visitantes sus amplias instalaciones.